Características de la Ozonoterapia

ozono¿Qué es el ozono? Y ¿Qué es la ozonoterapia? Porqué el ozono es definido por el prof. Velio Bocci

“A new medical drug”

(una nueva medicina)

¿Cómo podemos saber si los tratamientos con ozono son seguros? Vamos a descubrir qué es el ozono y como se usa para tratamientos médico.

¿Qué es el ozono?

oxigeno-ozonoEl ozono es una sustancia que se encuentra en estado puro en la estratosfera, entre 10 y 40 km sobre el nivel del mar, y actúa como filtro de los rayos ultravioletas procedentes del sol y como depurador del aire. Su molécula se compone de 3 átomos y se forma cuando se disocian los dos átomos de una molécula de oxigeno y cada uno de ellos, a su vez, se une a otra molécula de oxigeno (forma alotrópica). El ozono es un gas inestable y tiene una vida media muy corta. La palabra “ozono” deriva del término griego “ozein”, que significa oler, de hecho este gas presenta un aroma característico, acre y punzante; gracias a este olor se debe su descubrimiento, cuando en 1783 el físico Holandés Martinus Van Marun se fijó en el olor peculiar que desprendían las máquinas electroestáticas. El mismo olor se genera durante las tormentas eléctricas cuando el oxigeno en el aire está sujeto a un pulso de alta energía, como un rayo, que parte el doble enlace de la molécula de oxigeno y libera dos átomos, los cuales se unen cada uno con una molécula de oxigeno, trasformándose en ozono. No se sabe quién fue el descubridor original del ozono, aunque oficialmente se le atribuye al físico Christian Friedrich Schönbein (1799-1868).

¿Qué es la ozonoterapia?

Durante la primera guerra mundial se empezó a utilizar el ozono en pacientes para la limpieza y desinfección de heridas sépticas. Hoy en día, después de 100 años de uso y gracias a los hallazgos de numerosos científicos de todo el mundo, el ozono se utiliza clínicamente para el tratamiento de varias enfermedades y la ozonoterapia se define como:

“un acto médico que consiste en la administración de ozono a diferentes concentraciones y por diversas vías, según la enfermedad a tratar, con el fin de sanar o mejorar el tejido lesionado”.

La ozonoterapia actualmente toma como guía la Declaración de Madrid de 2010 sobre Ozonoterapia, único documento de referencia y de aplicación realmente global. La declaración de Madrid fue aprobada el 4 de junio de 2010 durante el segundo congreso Internacional de AEPROMO, en la Real Academia Nacional de Medicina de Madrid, fue firmada por 28 asociaciones nacionales e internacionales de ozonoterapia de África, América, Asia y Europa y se encuentra traducida a once idiomas.  Al ser un “acto médico” la ozonoterapia tiene que ser practicada sólo y exclusivamente por profesionales médicos debidamente capacitados, con rigor científico y siguiendo los protocolos de actuación previamente aprobados por las asociaciones científicas, tomando como referencia la Declaración de Madrid sobre Ozonoterapia. Al introducirlo en el organismo el ozono tiene una potente acción regeneradora, antiinflamatoria, antimicrobiana (germicida), analgésica e inmunomoduladora en el metabolismo de las proteínas. Los efectos beneficiosos de esta trasformación perduran el en organismo sin dejar residuos químicos y por lo tanto sin efectos adversos y contraindicaciones.

Efectos directos de la ozonoterapia

heridaLa Ozonoterapia causa en el organismo efectos directos e indirectos. Sus efectos directos se deben a su gran poder oxidante que hace que el ozono reaccione directamente con paredes microbianas y ejerza sus efectos germicidas, o por ejemplo que reaccione directamente con mediadores de la inflamación y el dolor o receptores de citoquinas y bloqueen las respuestas biológicas (Re et al., 2008b). Los efectos directos de la ozonoterapia son visibles en las heridas, donde se nota la capacidad germicida y de cicatrización del ozono.

Efectos indirectos de la ozonoterapia

Por efectos indirectos se entiende la acción que desencadena el ozono una vez introducido en el organismo, por ejemplo en la sangre favorece la formación de sustancias pro-oxidantes (H2O2 y O2-) a la vez, modula el estrés oxidativo mediante la activación de los mecanismos antioxidantes endógenos como el superóxido dismutasa y el glutatión. Al final de la cascada lo que produce es un aumento de la capacidad reductora, beneficiosa EN MULTITUD DE ENFERMEDADES Y EN SU PREVENCIÓN. Estas enfermedades están asociadas a un concepto llamado “estrés oxidativo” incluyendo numerosos procesos fisiológicos y fisiopatológicos, procesos normales del organismo o procesos propios de las enfermedades, tan diversos como la inflamación, el envejecimiento, las infecciones microbianas (bacterias, virus, hongos), carcinogénesis, acción de drogas, toxicidad de los medicamentos.

Prof. BocciSegún el prof. Bocci la reacción del ozono con los compuestos moleculares implica dos fases, una inicial y una tardía. En la fase inicial se forma en el organismo una cantidad de especies reactivas (ERO) capaces de disparar algunas vías bioquímicas, mientras que en la fase tardía se forman productos de oxidación lipídica radicales alquilperoxilo (ROO•), hidroperóxidos (R-OOH), y también H2O2 entre otros.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ozonoterapia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s